Natación infantil

No solo es importante que el niño disfrute del agua, si no por su propia seguridad es importante que aprenda a tener cierta independencia en el agua lo antes posible. Señalar que cuando un niño se desplaza por el medio acuático trabaja muchos aspectos como el equilibrio, la movilidad, la percepción…

Cuando un niño/a se hace independiente en el medio, y tiene la seguridad de poder ir de una lado al otro, de ir hacia arriba y hacia abajo, de poder dar giros, es cuando realmente empieza a disfrutar del agua y con ello empieza a aprender.

La natación infantil ayuda en el desarrollo social:

– Ayuda a iniciar la socialización
– Amplia el horizonte de los juegos compartidos.
– Activa la diversión y el espíritu de juego.

Además podemos observar las siguientes ventajas:

-Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio: La natación fortalece el corazón y los pulmones. Debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua se aumenta la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre.

Ayuda al sistema inmunológico.

-Los niños adquieren nociones de desplazamiento y distancia, lo que redunda en un mayor equilibrio y coordinación motriz.

-El medio acuático está recomendado sobre todo en niños con problemas de salud que dificultan su natural movilidad. Es el caso de los menores que sufren daños en la columna y precisan de silla de ruedas, e incluso, en aquellos casos de obesidad infantil.

A %d blogueros les gusta esto: